Blogia
resident evil chronicles

Capítulo 3 Están en todas partes

Aquella mañana estaba siendo especialmente pesada, y tenía la mesa llena de papeleo. Siguió tecleando lo más deprisa que podía, deseando irse a comer. La oficina del FBI echaba humo, y todo el mundo iba de acá para allá. Los telefonos no dejaban de sonar, y aquello no era algo que ayudara a concetrarse.

Un bramido sacó a Leon de debajo de su montaña de papeles.

- ¡¡¡¡KENNEDY!!!! ¡¿¡¿DÓNDE DIABLOS ESTÁ KENNEDY?!?!

Leon suspiró y levantó una mano por encima de la montaña de papeles: - Aquí, señor. 

- A mi despacho. ¡YA!

Roy, un compañero de departamento, se acercó sonriendo a Leon

- Llámalo intuición, pero creo que te llama con esa preciosa voz aterciopelada y acaramelada.- le dijo con divertida ironía

Leon rió. -Pero, por Dios ¿es siempre así?

- Nah hombre, que va... Hoy está de buen humor. Yo que tú no tardaba, novato.- Y se fue con una sonrisa de oreja a oreja.

Leon se levantó y se dirigió con la cabeza agachada al despacho de su jefe.

- Señor... ¿Se puede?

- Pasa. Y siéntate

Obedeció, sumiso. No era una mañana para andar tocando las narices.

- Iré al grano. ¿Ha oído lo de Christopher Redfield?

- Ehhh, no señor, no tengo noticias...- Leon procuró parecer desconcertado - ¿Me habla del ex-star verdad? Tenía entendido que todos los supervivientes desaparecieron del mapa tras el incidente de la mansión...

- Ya, bueno, pues ha aparecido. El tipo ha asesinado a un hombre, a un investigador de Umbrella

- ¿Cómo?- "Mierda, contrólate"

- ¿Le pasa algo, Kennedy?

- No, señor... Me ha sorprendido, eso es todo. Continue.

- Pues bien, varios testigos vieron entrar al señor Lahn a un callejón, persiguiendo al señor Redfield. Los locales encontraron el cuerpo horas más tarde, con una bala en la cabeza.- Hizo una breve pausa.- Leon... voy a ser directo.- A Leon no se le escapó que le trataba de tú.- Mi superior, el señor Gudrose, sabe que estabas destinado al S.P.F, el cuerpo que debía sustituir a los S.T.A.R.S, y que debías presentarte allí unas horas antes de la explosión de la ciudad. Dices que no llegaste a Raccoon, pero la única prueba que tuvimos es que estás vivo, y hay un lapso de tiempo en el que nadie supo nada de tí. No tiene por que haber ninguna razón para que nos mientas, ya que si de verdad pinchaste y te quedaste sin batería en el móvil cerca de las montañas Arklay es lógico que con la paranoia y el temor existentes desde lo de la mansión nadie pasara por allí para socorrerte. Y el primero que está extrañado con todo esto soy yo, pero el señor Gudrose quiere... entrevistarlo personalmente. 

- Entrevistar... bonito eufemismo. ¿Puedo saber cual es la razón de que quiera entrevistarme?

- Cree que puedes tener algo que ver con Redfield. O al menos eso me ha dicho a mí. 

- No lo entiendo... en fin, tengo montones de papeleo. ¿Puedo retirarme, señor?

- Si... una última cosa, Kennedy. Tenga cuidado con lo que diga.

Y tras esta enigmática advertencia volvió a bajar la vista hacia el informe que estaba leyendo.

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

2 comentarios

Re chronicles -

Gracias!! se agradecen los comentarios
como llegaste aquí?
y gracias de nuevo;)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Apicio -

Interesante historia, me gusta como va.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres