Blogia
resident evil chronicles

Introducción

Muy buenas a todos

Soy un fan de Resident Evil y en este espacio crearé una historia que intentará relacionar los hechos de la mansión con la caída de Umbrella en Umbrella Chronicles

Es creacción mía, es decir, esto no tiene nada que ver con Capcom y está hecho con el único propósito de entretenerme y entreteneros. Y ya sin más el primer capítulo de Resident Evil Chronicles. Espero que os guste

 

El 24 de julio aún le quemaba en el recuerdo a la figura que se erguía ante la tumba. Ya habían pasado 6 meses desde lo que en Umbrella llamaron "el incidente", pero parecía que todo hubiera pasado ayer mismo. Además, los sucesos de Rockfort Island, solo un mes atrás, habían ayudado a abrir heridas que empezaban a cicatrizar.

El aire hacía ondear la larga y oscura gabardina que vestía aquel hombre, que lentamente se inclinó sobre la tumba que tenía enfrente para dejar caer encima un ramo de flores. "Enrico Marini, fallecido el 24 de julio de 1998. Tus compañeros y amigos no te olvidan", rezaba la lápida. Por supuesto, estaba vacía.

El cuerpo, junto con las pruebas de lo que en aquella mansión había pasado, se calcinaron en la impresionante explosión final de la que se salvaron por los pelos, además del resto de cuerpos de los miembros de S.T.A.R.S. que falleceron aquella noche. Los S.T.A.R.S. supervivientes decidieron darles sepultura a todos ellos, en una especie de muestra de respeto. Por supuesto, tras el escape de virus en Raccoon y la posterior destrucción de la ciudad, la persecución se intensificó sobre los supervivientes, así que por diversos motivos las sepulturas que se levantaban en recuerdo de los caídos en combate se habían colocado cada una en un estado distinto.

Pero al pasar por delante de aquel cementerio Chris Redfield, pues así se llama la figura vestida de negro, no había podido resistirse a poner flores en la "tumba" de su antiguo compañero. Despació, y tras reflexionar unos instantes sobre Enrico, Chris se levantó y echó una última mirada a la lápida. Sabía que los demás habrían querido acompañarle si hubieran sabido que estaba allí, pero en esos momentos solo él se hallaba por los alrededores, ya que habían decidido que sería mejor separarse.

Se sacó unas gafas de sol y se las colocó, a fin de que fuese más difícil reconocer su rostro. Incluso en la policía había metido Umbrella sus tentáculos, y no le haría ninguna gracia tener que vérselas con un polícia del NYPD que no tuviese nada que ver con Umbrella.  Salió del cementerio caminando despacio, pensando ahora en cual sería su próximo movimiento. 

"Claire está ahora a salvo, con Barry. Investigan datos sobre la sede de Europa en la que capturaron a Claire." Chris sonrió. Sabía que su hermana no se quedaría quieta después de lo ocurrido en Rockford y Raccoon. Pero como no podía retenerla, la envió con Barry, con quién sabía que estaría a salvo. "Barry... dejó a su familia para venir con nosotros tras conseguir a su mujer y sus hijas una identidad falsa. Has privado a dos niñas de su padre, Umbrella. Solo es algo más que añadir a la lista de todo lo que me debeis..." 

"Leon, el policía novato que ayudó a Claire en Raccoon, se ha metido a agente especial para intentar reunir información desde dentro y descubrir a ejecutivos corruptos. Tenemos que tratar de no perderle la pista... Si descubren que está haciendo investigaciones por su cuenta, Leon podría necesitar nuestra ayuda... Y Jill y Rebecca están tratan de seguir el rastro de Albert Wesker. Wesker... resulta que está vivo y que tiene poderes. Si no lo veo no lo creo. Claro que tampoco me habría creído que unos cádaveres andantes mataran a la mitad de mi equipo..."

De todo el odio que Chris tenía acumulado, una gran parte le correspondía a Albert Wesker. Les traicionó, y además tuvo el valor de disparar a Enrico cuando este no podía defenderse. "Menuda rata..."

Siguió andando despacio, encaminándose hacia el piso que tenía alquilado a las afueras de New York bajo el nombre de Frank Rutherby. De tanto en tanto levantaba la mirada por encima del hombro. Era pura paranaoia, pero no podía evitar asegurarse de... "Un momento". Un hombre de mediana altura le seguía a una distancia prudencial. Podían ser los nervios, como de hecho solía ser, pero estaba vez tuvo una corazonada. Apretó el paso y comenzó a callejear, y el hombre aceleró también, intentando sin éxito pasar desapercibido para Chris. Ya no había duda, le estaban siguiendo...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres